¿Quieres saber todo lo que sea necesario para poder llevarte a tu mascota este verano? En este sentido hay unas normas de circulación muy rigurosas. Aquí vamos a contártelo para que, al salir con tu perro de viaje en coche tomes las medidas de seguridad convenientes.

La DGT nos viene a decir que puedes viajar con tu mascota siempre que hacerlo no interfiera en tus capacidades de conducción. Y no en las que tú creas tener, sino en las que la ley te obliga a tener.

Y para que esto se cumpla, es esencial que tu mascota se encuentre correctamente colocada y atada de manera que esté segura. Que, en caso de accidente, no provoque más daños de los que de por sí ya conlleva un siniestro y que no te despiste o dificulte tus movimientos para conducir.

Accesorios de seguridad: los imprescindibles

Cinturones de seguridad, arneses, transportines, rejillas o barras divisorias… son los accesorios que nunca deben faltar en tu coche. 

Podemos adquirirlos fácilmente, por ello no debemos escatimar en el gasto. Es una buena inversión porque, de tener a no tener estos sistemas de seguridad, depende la integridad física de tu amigo fiel y la nuestra propia.

Según la DGT, el más recomendado sería el transportín. Gracias al trasportín podremos fijar a nuestro amigo a una parte concreta del coche.

  • Transportín sujeto con el cinturón de seguridad: El transportín destroza los puntos de sujeción del cinturón. Además, se rompe su parte superior. El animal sufre lesiones muy graves y los ocupantes del vehículo soportan cargas importantes.
  • Transportín colocado en el suelo del vehículo: Los transportines pequeños encajan bien en el suelo. Como tienen poco espacio la energía del impacto es absorbida pronto y apenas se deforma el habitáculo del animal que solo sufre lesiones leves.
  • Transportín en el maletero: Cuando el animal es más grande y el transportín también, se puede colocar en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. Este tipo de transportín, combinado con rejillas o barras de separación evitarían que los ocupantes de la parte trasera del vehículo sufrieran alguna lesión en caso de accidente.

Todas estas herramientas te van a ser muy útiles para que tu compañero y tú tengáis un buen viaje. Lo que sobre todo es importante es que comprendas que nunca debe ir suelto por el coche. Puede provocar un accidente o, en el caso de haberlo, que los daños sean más graves y, por supuesto, que la vida de tu amigo corra mayor riesgo.

Otros consejos útiles

  • No le des de comer a tu mascota justo antes de salir, puede marearse y vomitar.
  • Para cada dos horas para que todos os mováis y bebáis agua.
  • Si paras, no dejes al animal dentro del coche con todo cerrado ya que podría sufrir un golpe de calor. Aparca el coche a la sombra si no te queda más remedio que hacerlo y deja abiertas las ventanillas.

Si tu amigo es muy nervioso, en el veterinario encontrarás algunas herramientas relajantes para que su viaje y el tuyo sea más llevadero.

×

Rellena el siguiente formulario: